Los hikikomoris o cómo sobrevivir pegado a una pantalla

e04f47eb1c06689e041913db7829c34c2f96fd7e_hqEn Japón, cerca de un millón de adolescentes se oculta del mundo en sus habitaciones, evitando cualquier tipo de relación social o familiar que no sea a través de la pantalla. Son los hikikomoris, término que significa inhibición, reclusión y aislamiento. Es el extremo más devastador de la adicción a internet, cuestión que preocupa cada vez más a los padres actuales. Y no es la única: horas interminables pegados al móvil, juegos online con horarios intempestivos, y las más recientes cacerías de pokemon, son algunas de las actividades juveniles (y, a veces, no tan juveniles) que están cambiando la forma de relacionarse de las nuevas generaciones.

Pero, ¿cuándo debemos empezar a preocuparnos? ¿Cuáles son las señales de aviso de que se han sobrepasado los límites?

Se aprecian síntomas graves de adicción entre un 1,5% y el 8% de la población juvenil, y estos síntomas son muy parecidos a los de cualquier otra adicción. Podríamos estar hablando de “mono” o “síndrome de dependencia”, de interferencia con el resto de actividades propias de un ser humano, e incluso, de graves trastornos del sueño. Hay quienes se despiertan a medianoche para conectarse, leer el correo o consultar sus redes sociales. Los signos de alarma deben saltar cuando el adolescente descuida las tareas escolares, cuando reacciona con irritación si se le interrumpe o se le imponen limitaciones horarias al uso de ordenador o móvil, cuando abandona hobbies y actividades de tiempo libre para pasar más horas frente al ordenador, o cuando los encuentros con los amigos se hacen cada vez menos frecuentes, e incluso llegan a abandonar a sus amistades reales para pasar más tiempo frente al ordenador, conectados con las amistades virtuales.

Para prevenir estas nuevas adicciones, es imprescindible educar a los jóvenes sobre el uso responsable de las nuevas tecnologías, pactar con ellos las horas de juego, interesarse por el contenido de los videojuegos y, sobre todo, promover la autonomía y autocontrol del adolescente acerca del uso adecuado de estos dispositivos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s