¿La felicidad llega tras el divorcio?

sidecar
Autor: Leandro Lamas

Una tercera parte de las rupturas que se producen anualmente en España ocurre en septiembre, tras las vacaciones de verano. Este período, que a primera vista seduce por el tiempo disponible para descansar, viajar, mejorar la comunicación con la pareja, se convierte a menudo en un tiempo amargo de desencuentros y peleas. El desgaste lleva a muchas parejas a plantearse el divorcio.

Pero no seremos nosotros quienes animemos al lector en uno u otro sentido; sólo la reflexión personal, y las respuestas que se encuentren, pueden encaminar a los miembros de la pareja a tomar una decisión al respecto.

Lo que sí podemos aventurar es que, tras el divorcio, las mujeres son más felices. Así lo revela un estudio de la Universidad de Standford (EEUU), que ha seguido la evolución de más de 1.000 parejas desde 2009. Según su autor, Michael J. Rosenfeld, ellas son las que inician los trámites en un 69% de los matrimonios heterosexuales, algo que correlaciona con la insatisfacción marital. Sin embargo, este dato no se encuentra en las relaciones de pareja que no han pasado por la vicaría (léase juzgado o ayuntamiento), ya que la satisfacción con la relación y el inicio de los trámites de divorcio se da por igual en ambos géneros.

El estudio de Rosenfeld sostiene que la institución del matrimonio supone un importante obstáculo para la felicidad de la mujer. Mientras el marido está más satisfecho con el matrimonio, la esposa se encuentra con una relación de sumisión, que conlleva incluso adoptar el apellido del cónyuge en países anglosajones (en España nos conformamos con que lo lleven nuestros hijos). Además, las expectativas femeninas de igualdad de género y reparto de tareas a menudo no se ven cumplidas. “El 75% de las mujeres prefiere estar sola y feliz antes que en una relación, frente al 58% de los hombres”, afirma Rosenfeld.

El autor va más allá y considera el matrimonio como el principal cimiento de la revolución estancada, es decir, la incorporación de la mujer al mundo laboral no se ha visto compensada con un reparto equitativo de las tareas del hogar, por lo que ésta ha añadido un nuevo rol al ya tradicional de madre y esposa, con la consiguiente sobrecarga. Las mujeres que prefieren mantener exclusivamente el rol tradicional no están mejor, pues comprometen peligrosamente su autonomía y felicidad.

Así que, si no quiere separarse en vacaciones, ni durante el resto del año, claro, ya sabe los ingredientes: equidad, comunicación y respeto para mantener una unión familiar, al menos, satisfactoria.

Fuente:

https://web.stanford.edu/~mrosenfe/Rosenfeld_gender_of_breakup.pdf

Anuncios

4 thoughts on “¿La felicidad llega tras el divorcio?

  1. Me parece muy acertado el blog, más cuando estamos a punto de volver de las vacaciones de agosto y nos vamos a enfrentar al posible problema marital.
    Al estar basado en un estudio de los americanos, ¿ piensa usted que es aplicable a nuestra sociedad hispana ?
    Un saludo y felicidades por su blog.

    Me gusta

    1. Yo creo que el divorcio exprés ha acelerado la tendencia que describe en la entrada.
      Felicidades por el blog. Esperamos con avidez ver psiqueguadalagara en twitter para conocer leer las siguientes entregas.

      Un saludo afectuoso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s